00. E. Vivienda primitiva

El libro de Nortnert Schoenauer (6000 años de hábitat, Gustavo Gili), difícil de encontrar incluso en bibliotecas públicas, es el único que compila y explica en nuestro idioma un gran número de viviendas primitivas todas ellas, me gusta a mí decir, "anteriores a la decoración", pertenecientes a un estadio de desarrollo cultural material semejante al que seguramente tenían nuestros antepasados al comienzo del Neolítico. Todas estas viviendas coinciden en la necesidad de construir cúpulas (domos, se dice a veces) dentro de las que protegerse de la intemperie.


1. REGIONES CÁLIDAS
1.1. Nómadas depredadores
Bandas cazadoras. Grupos o bandas de pocas familias asociadas, lideradas por un cazador experto: “Según la ocasión, el liderazgo es asumido por un experto cazador o por un anciano; estos jefes no poseen poderes especiales y se consideran únicamente primeros entre iguales” (Schoenauer, pág. 15). Al tratarse de depredadores, abandonan la región ocupada cuando agotan sus recursos y se trasladan a otra.
Vivienda instantánea. Cuestión de horas. Viviendas especialmente efímeras, poca resistencia, se infestan. Se elaboran con los materiales que se encuentran a mano. Estas viviendas carecen de ventanas, salidas de humo o puertas en los huecos de entrada.
Dar sombra. Estas viviendas sólo precisan dar sombra pues se encuentran en zonas desérticas: pigmeos y bosquimanos africanos, aborígenes australianos...
Skerm y werf. Las chozas de los bosquimanos (conocidos por sus flechas envenenadas, que nunca usan contra sí mismos) del Kalahari (desierto sudafricano compartido por tres países: Botsuana, Namibia, Rep. Sudafricana) se denominan skerm y el grupo chozas, werf, que se sitúa siempre junto a un gran árbol. Gente muy pobre y obligada a cooperar porque habitan regiones subdesérticas. Es impensable que un bosquimano no comparta su comida con el resto del grupo.
El skerm se elabora con fibras vegetales, paja, que se amontonan sobre unos arcos de ramas arbóreas. En realidad, prefieren dormir a la intemperie y emplear la choza para sus pertenencias y tener un poco de sombra.
Chozas bambuti impermeables. También tienen forma de colmenas los poblados de los pigmeos bambutis de la selva Ituri (Congo), que las recubren con las hojas acorazonadas de mongongo, colocadas casi como si fueran tejas; logran una impermeabilidad total. De nuevo es trabajo de la mujer la construcción de la choza. Los pigmeos son pequeños (1,3 m de media), fuertes y rápidos, además de silenciosos; habitan la selva tropical y cazan lo que pueden en sus bandas de 6 o 7 familias. A propósito, también sus flechas pueden estar envenenadas.
Chozas de los arunta australianos. No he conseguido imágenes de sus chozas, similares a las africanas, de estos cazadores armados de lanzas y bumerangs. Duermen a la intemperie abrigados por sus perros.  
Chozas bosquimanas (www.arch.mcgill.ca)

Chozas bambuti (www.arch.mcgill.ca)


Jacal mexicano

Maloca


1.1. Primeros cultivadores sedentarios
Primeros agricultores. Solamente en las selvas tropicales, donde todo crece que es una maravilla pero el suelo se agosta rápidamente por lixiviación (y obliga a sus agricultores a cambiar pronto de parcela de cultivo) se encuentra un tipo de agricultura llamada a veces turbocultivo o cultivo móvil. La parcela se incendia antes de cultivarse. Agricultura insuficiente para el sustento, basada en los tubérculos, maíz, batata y a veces algodón, se necesita seguir cazando y pescando. Bandas de mayor tamaño, subtribus, construyen viviendas comunitarias. No poseen nada propio salvo armas y ornamentos; el resto es comunitario y siempre se trabaja en comunidad.
Maloca. Pasan mucho tiempo dentro de las malocas (término brasileño) para escapar de los mosquitos chupasangres. Duermen en hamacas colgadas entre los postes. El Amazonas es región rica en este tipo de tribus y poblados de viviendas comunitarias que pueden alcanzar los 30 m de largo por 18 de ancho y 9 de alto. Se han contabilizado hasta 400 tribus, así que la variación en las malocas es elevada.
Jacales. En los villorrios del sur de Méjico hallamos los jacales, cabañas de madera con techos de paja a dos aguas que heredan de los pueblos mayas. El granero suele construirse separado y elevado contra los roedores.

2. REGIONES FRÍAS
Nómadas cazadores: IGLÚ y TUPIQ
Inuit, focas. Los inuit extraen toda su economía de las focas, que les proporcionan alimento, energía para las lámparas (grasa) y ropa (pieles). También de los caribúes.
Iglú. Con nieve medianamente compacta se crean sillares hasta formar un domo; luego se prende fuego al interior para sellar el hielo. El suelo está tan frío que se construye la base 30 cm por encima de él y se tapizan las paredes con pieles. Cerca del tope del domo hay un agujero para la ventilación, y no es infrecuente encontrar ventanas de intestino de foca o hielo. Un iglú puede medir 4,6 m de diámetro y, ocasionalmente, dar cobijo a más de una familia.
Tupiq. Derretido el iglú, en primavera, los esquimales marchan a cazar a otras zonas y construyen su tienda de pieles de foca. Aquí vemos que son parientes de los nómadas esteparios y de las praderas.
Iglú inuit


2, PASTORES (nómadas)
Nómadas pastores: TIENDAS DE PIELES
Tienda. Las poblaciones indias norteamericanas (naciones cheyenne, sioux y cree, shoshone, blackfoot, comanche y crow), se alojan en tiendas de pieles: un trípode de palos ahorquillados cubierto de pieles de búfalo. El fuego del hogar da calor en invierno y ahuyenta a los insectos en verano. Las mujeres curten y cosen las pieles.
Yurt. Las poblaciones nómadas laponas (Finlandia, Rusia), tunguses (Mongolia, Rusia) crean sus tiendas con pieles de reno y estructura de ramas de sauce que forma un cilindro de entre 3 y 6 m de diámetro. A veces se cuelga una piedra del techo para aumentar la estabilidad en casos de viento huracanado. Se cubre con varias capas de fieltro de lana. Estas poblaciones aman el caballo, pero los animales que les dan la economía son las cabras y las ovejas.
Tienda tuareg. Un esqueleto de ramas de acacia entrecruzados entre una docena de postes. La malla de cubierta está tejida con fibras de hoja palma. Son gente muy pobre que viven de las ovejas, el trigo y el mijo, y habitan los márgenes del Sahara.
Tienda negra beduina. Beduino significa “hombre de la tienda”. Estas poblaciones nómadas africanas y arábigas son inseparables de los camellos y de las tiendas. Éstas se levantan con varas verticales, cuerdas para tensarlas al modo de la tienda de campaña y un gran cobertor de lana negra de cabra. Se levantan en sólo una hora. En contraste con el esqueleto del yurt, estable sin techo, la tienda carece de estabilidad sin su funda. Son bastante planas para minimizar la oposición al viento y de entre 6 y 9 metros de largo. Exceptuando el Tíbet y el Afganistán, la zona de difusión de la tienda negra coincide con la del camello. Además de los beduinos, también la utilizan los nómadas berenberes y argelinos del Magreb así como nómadas kurdos, baluchis y tibetanos. 


Tipi norteamericano

Alineación de Tipis (Schoenauer)

Interior de tienda beduina

Tienda beduina

Sistema constructivo del yurt

Poblado de yurtas en Mongolia